Historia

Un poco de historia del Servicio de Serenos

El Servicio de Serenos Gijón tiene su origen en el año 1999, momento en el que se puso en marcha un plan de empleo municipal dirigido colectivos desfavorecidos (mujeres, parados de larga duración, inmigrantes) a través del cual, entre otros proyectos, se creó un servicio de serenos que generó puestos de trabajo en el marco de los nuevos yacimientos de empleo, lo que situó a Gijón como la primera ciudad española en recuperar la entrañable figura del sereno. Tras casi veinte años de funcionamiento, el servicio de Serenos se ha consolidado en las noches gijonesas gracias a la colaboración económica de comerciantes, comunidades de vecinos y del Ayuntamiento de Gijón. Este nivel de colaboración público-privada ha generado unas cotas de financiación difíciles de alcanzar en un proyecto de interés social que, como el servicio de serenos, conjuga la inserción laboral de colectivos desfavorecidos con la prestación de servicios a personas, a comerciantes, al turismo y a la ciudad. Toda esta experiencia acumulada ha situado a los Serenos de Gijón como modelo y referencia de funcionamiento para otras muchas ciudades españolas. La idea que nació en Gijón ha sido replicada por otros ayuntamientos que han apostado por recuperar la figura del sereno. Ciudades como Vitoria, Barakaldo, Vigo, Torrelavega, o Murcia han dado pasos en este sentido.